Austericidio olímpico (quizá Olímpico austericidio)

Memorable fin de semana con fracaso olímpico de la candidatura Madrid 2020. Puede vestirse con seda si quieres, pero fracaso es por vez tercera.

 

Algo le falla a Madrid (o a España, porque es capital del reino) que no les entra por el ojo a los comisionados. Mala fiebre tengan.

Pero lo que no entiendo es el lema de la austeridad para rubricar los aros olímpicos. Vamos a ver, hay sitios a los que hay que ir con dinero. Está muy bien lo de la ilusión, (motor de la motivación si os gusta). Está muy bien el apoyo ciudadano, que todo el mundo lo tiene. Pero lo de ser austeros es una trapisonda (es el exabrupto más cursi que jamas he escrito).

 

Es que ya lo tenemos hecho casi todo en infraestructuras y estadios. Señores pro-olímpicos, que lo que mola es tirar la casa por la ventana, rehacer las ciudades, obras arquitectónicas singulares, estadios con diseños que quiten el hipo. Si está casi hecho, ¿dónde está el dinero en inversión para obras nuevas? "Nuevo" es la palabra mágica que esperamos. Lo que ya está hecho es "viejo".

 

¡Pobres deportistas españoles! ahora es posible que no haya dinero para ellos de cara a su mantenimiento futuro, en los deportes minoritarios. Brutal radiografia de este país de futbol mono-cultivado. Con el coste de un sólo estadio (nuevo, claro está) se crea en diez años una élite deportiva suficiente para cubrir hasta la más recóndita modalidad olímpica, a base de super-hombres y super-mujeres. Pero eso no genera obra pública, mejor que se busquen sus patrocinadores.

 

La marca España vende "austeridad". Es más barata y recicla mucho, ¿pero a quien le interesa?

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Emiliano (martes, 10 septiembre 2013 18:26)

    Este es el lugar que tenemos en el mundo. Recuerdo lo de los dioses del Olimpo discutiendo cual de ellos era el verdadero. De los demás no sé, pero el corrupto era garrafón