Lo que realmente sabes hacer.

¿Qué sabes hacer realmente para ganarte la vida?

 

 

Desde niños recibimos el mensaje de que debemos prepararnos para la vida, como motivación para estudiar. Normalmente los niños acaban creyendo esto, sobre todo cuando, ya adolescentes, toman la decisión de emprender estudios medios o superiores.

 

La gran decepción viene después, cuando con los estudios finalizados, los jóvenes reciben el mensaje de que realmente no están preparados para el puesto al que aspiran según sus titulaciones. Muchos se sienten decepcionados y buscan cualquier otro empleo ("de lo que sea", se suele decir), renunciando a metas superiores.

 

Desde mi punto de vista, la clave para evitar esta decepción está en preguntarse por lo que realmente sabes hacer y olvidarte de lo que te han dicho que sabes hacer gracias a tu título académico (que suele ser nada).

 

Si haces el inventario de tus habilidades y de tus capacidades, dejando a un lado tus conocimientos (eso reservalo para el CV), puedes descubrir tu auténtico potencial para el trabajo.

 

Me refiero a las capacidades y habilidades básicas para empezar. Te pondré un ejemplo: si estudiaste algo relacionado con el derecho creerás que conoces la estructura legal del Estado de Derecho. Muy bien, ponlo en el curriculum, dentro de tu título de especialidad y en tu inventario escribe "puedo entender el sentido y la estructura de cualquier ley y, además, explicarla a otros de forma comprensible".

 

¿Ves la diferencia? Cuando tu inventario esté listo, quizá empieces a imaginar como puedes ganarte la vida.

 

En otro post hablaré sobre cómo vender tus capacidades y habilidades para conseguirlo.

 

¡Ánimo con el inventario!

Escribir comentario

Comentarios: 0