¿Qué significa ser socios?

A menudo, las personas que quieren poner en marcha un negocio buscan socios o parten de una idea común con otros a quienes llaman socios.

 

En general, se opina que con socios los negocios inician con más fuerza. Se piensa también que la complementariedad de habilidades, conocimientos, relaciones, ayudará a superar las variadas exigencias de una nueva empresa. Mucha gente piensa esto y yo también.

 

Lo que no suele ser tan común es que exista una idea clara de lo que significa fundamentalmente ser socio (o partícipe) de una sociedad, esto es, que hay que poner dinero para el capital social.

 

Al no estar esto claro, muchas personas que conozco creen que en una sociedad todos somos iguales, aunque no pongamos lo mismo o, en otros casos, que lo que se pone vale igual, por el hecho de ser socios, aunque dicha equidad pueda discutirse. Pondré algunos ejemplos que he encontrado a lo largo de mi vida:

 

- ejemplo 1: tu pones el dinero y yo el trabajo, así somos iguales.

- ejemplo 2: tu pones el dinero y yo la idea (que por cierto es magnífica e insuperable y te dejo participar de ella)

- ejemplo 3: tu pones el trabajo y yo los contactos (que por cierto son magníficos e insuperables y es lo que vale en esta vida)

ejemplo 4:todos ponemos trabajo (cada cual según su capacidad) y cobramos lo mismo en igualdad, bien referido a sueldos o a beneficios futuros.

 

Creo que habré oído más fórmulas, pero no merece la pena recordarlas. Estas dan una idea de cuan perdidos estamos a veces, por ausencia de una mínima cultura empresarial. Así que ten claras algunas cosas:

 

- si vas crear una sociedad para tu negocio, hazlo para obtener el capital que sea necesario, si es así, tus socios son inversores y seguramente esperarán obtener una rentabilidad por su dinero, superior al rendimiento financiero (lo que les daría un banco, ver post anterior),

 

- si necesitas personas cualificadas para la actividad, contrátalas, pero no las hagas socios simplemente porque no tienes dinero para pagarles, porque si es el caso, significa que la sociedad nace descapitalizada y eso es un error gordo,

 

- si alguno de los socios va a trabajar en la sociedad, deben calcularse su sueldo y costes sociales; en general, lo de "ya cobraremos cuando haya beneficios" suele ser un planteamiento nefasto (yo prefiero: "ya veremos si hay beneficios cuando hayamos cobrado"),

 

- si los socios trabajan en ocupaciones de diferente dificultad, responsabilidad o capacitación, recomiendo que se refleje en sus sueldos.

 

El "socio de Capital" y el "socio de trabajo", no existen. Según la ley, es socio el que aporta capital a la sociedad y aquí lo que vale es "un euro, un voto". Quien tenga el 51% del capital manda sobre los demás. Tenlo en cuenta si te vas a asociar.

 

Los socios que aportan trabajo, pero no capital, acaban siendo trabajadores de la sociedad (a veces más económicos que los trabajadores ajenos, por su implicación personal que les leva a mayores sacrificios no retribuidos).

 

Finalmente, si tu empresa va bien y gana dinero, el reparto de beneficios es proporcional al capital que poseas en tu sociedad. Por ejemplo, tu sociedad se constituyo con 30.000.-€ de los que tu pusiste 3.000.-€, es decir el 10%. Este año (después de muchos sacrificios y poco sueldo), que es el tercero, quedaron de beneficios 4.570.-€, pues a ti te corresponden 457.-€ si es que se decide repartirlos.

 

¡Piénsatelo!

Escribir comentario

Comentarios: 0